Materiales para trabajar con arcilla polimérica “ FIMO”

la arcilla…

La arcilla polimérica no es tóxica, pero si que hay tener precaución de que todos los utensilios que utilicemos, no se usen posteriormente en la cocina, ni aunque se hayan lavado. Ni pasarse con el tiempo de cocción ya que esos vapores si son tóxicos.

En el mercado, hay muchas marcas de arcilla polimérica, aunque las más conocidas y fáciles de encontrar son las siguientes:

  • Fimo Clasic y soft: La diferencia está en la dureza, Soft es más fácil de moldear, pero si deseamos realizar una murrina con mucho detalle, es más aconsejable que sea más dura.
  • Fimo efect: Son con algún ‘efecto’ hay con mica, para la técnica Mica shift, hay imitación al granito, etc.
  • Sculpey III: Es parecida a Fimo, tienen carta de colores distintos.
  • Premo:  Mejor para realizar la técnica mica-shift, ya que contiene más mica que el de Fimo Efect.
  • Kato polyclay: Tiene pocos colores. Es también una de las más duras de trabajar.

Se pueden mezclar todas, ya que todas tienen el mismo tiempo de cocción. Por lo que normalmente la decisión de una u otra, es según los colores.

          

Herramientas de corte

Pasamos ahora a las herramientas que necesitamos para cortar la arcilla. No todas son obligatorias.

Las cuchillas tanto rígidas como flexibles son imprescindibles, la que es ondulada es interesante, pero no obligatoria.

El cúter también es opcional, es la cuchilla más económica.Además se trabaja muy bien con él, lo único es tener más cuidado por los cortes.

Se pueden hacer los agujeros con los palitos de los pinchos morunos, también se usa para colocar las cuentas redondas en el horno y como soporte para barnizar las piezas.Se pueden hacer los agujeros después de cocer la pieza pero es más complicado.

          

Cortadores formas

Otras de las herramientas de corte, que quizás sean más importantes, son los cortadores con formas, ya que facilitan el trabajo.

En el mercado hay mucha variedad. Al principio es aconsejable las formas básicas y poco a poco poder ir ampliado nuestro stock. Cuantos más modelos tengamos mejor. Se pueden reciclar tapones de champús, detergentes o de cosas que nos puedan servir, es una idea muy económica. Incluso los podemos realizar nosotros comprando simplemente el aluminio.

Herramientas de modelado

Estas son las herramientas que se usarán para acondicionar la arcilla y para modelar nuestras piezas.

La máquina de pasta, sirve para hacer placas de arcilla más fácilmente que con el rodillo y también viene bien para mezclar ésta cuando está algo más dura.Es imprescindible para la técnica del degradado ya que los colores se fusionan mejor.

La siguiente herramienta es el rodillo, necesaria para casi todas las técnicas. Hay gente que la usa, como sustituto a la máquina de pasta. Pueden ser con o sin mango. Con el mango facilita el que la presión sea la misma en toda la plancha de arcilla.Se puede utilizar botellas de cristal o tubos de metal.

La churrera,. incluye varias formas. No es imprescindible, ya que las técnicas se pueden hacer a mano. Esta es una de las herramientas en la cual no hay que ahorrar ya que hay otras mucho más económicas pero que son a presión por lo que hay que hacer mucha fuerza para conseguir que la arcilla salga por los agujeros de la forma insertada, sin embargo con esta es muy fácil.

 

            

Cocción

Una vez tenemos nuestras piezas, hay que cocerlas en el horno. Se puede usar el horno de nuestra cocina. Nunca microondas.

Hay que tener la precaución de no quemar las piezas,  porque aunque no es tóxica, los vapores cuando se quema si lo son.

Si nos ocurre, simplemente hay que abrir y dejar el horno abierto, abrir las ventanas de la habitación para que se ventile y salir de ella.

No dejar que los niños estén en la cocina durante la cocción y si podemos irnos, mejor, simplemente como precaución.

Para evitar que se quemen las piezas, ( algo habitual las primeras veces), es imprescindible el termómetro de horno o en su defecto una alarma que nos avise.

La superficie de horneado, puede ser una cartulina, a esas temperaturas no se queman y evitamos que la pasta toque la bandeja metálica que en esos casos, dejaría la zona brillante y puede llegar a estropear nuestra pieza.

Se puede colocar papel vegetal en la bandeja, las tapas de  las cajas de zapatos e incluso la bisutería!

Herramientas acabado

Esta es la Dremel, es la marca estrella de esta herramienta, pero hay muchas más y seguramente más económicas. A parte de pulir, también se usa para realizar los agujeros de las piezas una vez cocidas, por lo que es necesario tener varias brocas de diversas medidas.

 

 

 

 

El acabado de las piezas, puede variar según el gusto de cada uno:

  • Natural: Una vez cocida la pieza, no se le hace ningún tratamiento. Por ejemplo, cuando se hace una textura de azúcar.
  • Barnizado: Para darle un acabado mate o brillante y a la vez proteger la pieza, se puede barnizar.
  • Lijado – Pulido: Quizás sea el mejor dándole un acabado más profesional.

 Como lijar las piezas

Necesitamos papel de lija al agua, de los números: 400, 600,800, 1000 y 1200.  Se encuentran en grandes superficies de bricolaje, sobre todo las de gran numeración.

Con un cuenco de agua, mojamos la pieza y el trozo de lija del nº 400 y empezamos a lijar. No es necesario frotar demasiado fuerte, veremos que enseguida la pieza empieza a estar suave al tacto.

Realizamos la misma operación con el resto de las lijas. A medida que aumentamos la numeración,  la presión en el lijado debe ser menor y también menor será el tiempo.

Recordar que cuanto mejor sea el lijado, más brillo conseguiremos en el pulido. Después podemos dar brillo con unas medias, un trapo de peluche o barnizarlo. Lo ideal es ésto último para quitar las marcas del lijado.